Hierbas para mejorar la circulación de las piernas

Alimentos que aumentan la circulación periférica

La mala circulación y las varices y arañas vasculares suelen ir de la mano. Los problemas de circulación pueden provocar problemas de venas y los problemas de venas pueden provocar problemas de circulación. Teniendo esto en cuenta, es importante tomar todas las medidas posibles para mejorar la circulación. Esto puede incluir mantener un peso saludable, hacer descansos cada hora en trabajos que requieran estar sentado o de pie todo el día, hacer ejercicio con regularidad, llevar medias de compresión y evitar la ropa y los accesorios ajustados. También puede considerar la posibilidad de tomar algunos suplementos beneficiosos para la circulación o asegurarse de incluir más de estas hierbas y otros suplementos en su dieta.

La próxima vez que adorne su comida con un poco de perejil fresco, piense también en comérselo. Muchos suplementos destinados a mejorar la circulación incluyen esta hierba porque puede ayudar a abrir los vasos sanguíneos para que la sangre circule más libremente por el cuerpo. El perejil también es rico en vitamina C, esencial para la salud de los vasos sanguíneos.

La pimienta de cayena se utiliza desde hace miles de años para todo tipo de dolencias, desde dolores de muelas a dolores de cabeza, pero también puede ayudar a mejorar la circulación, gracias a un ingrediente llamado pimiento. De hecho, en cuanto comes cayena o tomas un suplemento, mejora el flujo sanguíneo casi al instante. Se rumorea que algunos paramédicos la tienen a mano y la administran a víctimas de derrames cerebrales y ataques cardíacos. Puedes tomar pimienta de cayena en forma de suplemento o añadirla a tus comidas para obtener sus beneficios para la salud.

¿Qué hierba ayuda a la circulación de las piernas?

Hierbas circulatorias como el romero, la hoja de ginkgo, la centella asiática y el rusco pueden ayudar a fortalecer las paredes de los vasos sanguíneos y los capilares, reducir la inflamación y la hinchazón y mejorar el flujo sanguíneo.

¿Qué té es bueno para la circulación de las piernas?

A la hora de elegir el té, seleccione las variedades verde y negra, que son las que contienen más antioxidantes. El té de jengibre también es una opción excelente, ya que se ha descubierto que el jengibre mejora específicamente el flujo sanguíneo. Se considera un vasodilatador, lo que significa que ensancha los vasos sanguíneos y, por tanto, mejora el flujo sanguíneo.

Los mejores alimentos para la sangre

Aunque éste puede ser el caso de algunas personas, la mayoría puede encontrar la ayuda que necesita en la propia naturaleza. Echemos un vistazo más de cerca a la circulación sanguínea, su importancia y lo que se puede hacer para remediar un flujo restringido de la forma más natural posible.

El sistema circulatorio es una intrincada organización de vasos sanguíneos conectados al corazón, que bombea sangre por todo el cuerpo. Una buena circulación depende de la salud y vitalidad del corazón, así como del tono y la salud de las arterias, venas y capilares. Estos vasos sanguíneos, responsables de la alimentación de todos los órganos del cuerpo, son cruciales para la salud general del cerebro, el hígado, los riñones, la piel e incluso el propio corazón.

La disminución de la circulación en el hígado puede afectar a la eliminación de sustancias tóxicas, y la restricción del flujo en los riñones puede afectar a la diuresis y provocar hinchazón generalizada. He aquí otros signos de mala circulación sanguínea:

Las zonas en las que más se nota la mala circulación -al menos al principio- son los brazos y las piernas. La sangre se acumula en estas zonas cuando no puede volver al corazón, lo que provoca entumecimiento u hormigueo.

Los mejores suplementos para la circulación sanguínea

El sistema circulatorio está formado por muchos vasos sanguíneos que transportan la sangre hacia y desde el corazón. La sangre se aleja del corazón por las arterias y vuelve al corazón por las venas.

Existen dos circuitos en el sistema circulatorio: la circulación pulmonar y la circulación sistémica. La circulación sistémica transporta la sangre oxigenada del corazón a los tejidos y devuelve la sangre desoxigenada al corazón. La circulación pulmonar se centra únicamente en transportar la sangre del corazón a los pulmones y de vuelta al corazón.

La función principal del sistema circulatorio es transportar oxígeno por todo el cuerpo, suministrar nutrientes y hormonas a las células y eliminar los productos de desecho, como el dióxido de carbono, para que pueda ser exhalado a través de los pulmones.

Aumente su circulación y mejore el flujo sanguíneo de forma natural evitando los alimentos y hábitos de vida inflamatorios, aumentando los nutrientes clave, haciendo ejercicio a diario y añadiendo especias y hierbas calentadoras a su dieta. Prácticas como los baños de romero, el cepillado de la piel en seco y la acupuntura también pueden ser muy beneficiosas.

Aumentar el flujo sanguíneo al pene de forma natural

Los problemas circulatorios pueden ser un signo de problemas de salud subyacentes y no diagnosticados, como varices, trombosis y acumulación de placa en las arterias. Los problemas circulatorios pueden deberse a presión arterial alta o baja, sabañones, síndrome de Reynaud o diabetes. Las sensaciones de hormigueo, quemazón o «pinchazos» en las manos y los dedos de los pies también son signos comunes de problemas circulatorios y deben ser tratadas específicamente por su herbolario o profesional sanitario. La falta de oxígeno en los tejidos debida a una circulación interrumpida puede dar lugar a un tono blanquecino o azulado en los dedos de manos y pies; y si no se trata, puede producirse gangrena por la contracción crónica de las arterias.

Los sabañones son un problema circulatorio frecuente durante los meses de invierno, en los que la exposición al frío provoca una inflamación localizada de los vasos sanguíneos. Mejorar la circulación ayudará a minimizar la afección y puede ayudar a prevenir la trombosis de la piel. He aquí algunas sugerencias sencillas pero eficaces para mejorar la circulación y calentar esas manos y pies fríos durante los meses de invierno.

Autor:
Amalia Sanz
María es una apasionada de la vida saludable y los remedios naturales. Como fundadora y escritora del blog "La Botica Natural", comparte sus conocimientos y experiencias sobre hierbas medicinales, terapias alternativas y alimentación sana para ayudar a otros a mejorar su salud y bienestar.