Hierbas para limpieza de higado

Alimentos para limpiar el hígado

Muchos defensores de la fitoterapia sugieren el uso de hierbas para mejorar la salud del hígado, órgano responsable de eliminar las toxinas del organismo. De hecho, algunas investigaciones demuestran que ciertas hierbas pueden ayudar a combatir trastornos hepáticos como la cirrosis (cicatrización del hígado) o infecciones como la hepatitis B y la hepatitis C (causantes de la inflamación del hígado).

El cardo mariano puede beneficiar a las personas con cirrosis hepática, según un informe publicado en 2001.   Analizando cinco ensayos clínicos (con un total de 602 pacientes con cirrosis), los investigadores determinaron que el tratamiento con cardo mariano podía conducir a una reducción significativa de la mortalidad relacionada con el hígado.

Una revisión de investigación de 2005 analizó varios ensayos clínicos que probaban el cardo mariano en el tratamiento de la hepatitis B y C. Aunque los autores no encontraron pruebas de que el cardo mariano pueda ayudar a eliminar ningún tipo de virus de la hepatitis, algunas investigaciones sugieren que el cardo mariano puede ayudar a frenar la inflamación asociada a la hepatitis C y proteger las células hepáticas de posibles daños.

¿Cómo puedo desintoxicar mi hígado de forma natural?

Limite la cantidad de alcohol que bebe. Siga una dieta equilibrada todos los días. Es decir, de cinco a nueve raciones de fruta y verdura, junto con la fibra de las legumbres, los frutos secos, las semillas y los cereales integrales. Asegúrate de incluir proteínas para las enzimas que ayudan a tu cuerpo a desintoxicarse de forma natural.

¿Cuál es la mejor manera de limpiar el hígado?

Reducir o eliminar todas las proteínas animales, el alcohol, el azúcar, el trigo, el maíz, la soja, el tabaco, los alimentos procesados, la cafeína y los frutos secos dará a su hígado un descanso muy necesario para hacer una limpieza a fondo. Dale al sistema digestivo algunos ayudantes.

Desintoxicar el hígado del alcohol

El hígado es un órgano vital que trabaja incansablemente para llevar a cabo varias tareas en el cuerpo, incluyendo el procesamiento de hormonas, fármacos y toxinas para que puedan ser eliminados por el cuerpo, ayudando a digerir la grasa (mediante la producción de bilis), el metabolismo de los hidratos de carbono, la producción de proteínas clave y el apoyo al sistema cardiovascular. Mantener el hígado sano es el mejor activo que se puede tener.

La medicina convencional comprueba si hay problemas en el hígado mediante pruebas de función hepática y, aunque son muy valiosas, un resultado anormal suele sugerir que puede haber algún grado de daño hepático ya presente. Por otro lado, los naturópatas y los herbolarios dan mucha importancia al apoyo del hígado para prevenir posibles problemas de salud. Esto es especialmente importante en la sociedad actual, en la que la contaminación, los pesticidas, los alimentos procesados, el azúcar, el alcohol, la medicación excesiva y el estrés hacen que nuestro hígado trabaje más que nunca.

El hígado desempeña un papel crucial en el metabolismo hormonal, modificando las hormonas para que se eliminen más fácilmente y, por tanto, regulando el equilibrio hormonal en el organismo. Este es el caso tanto de las hormonas producidas de forma natural como de las que se toman a través de la THS/TRHB. Si el hígado funciona bien, tiene la capacidad reguladora de mantener las hormonas en niveles óptimos y equilibrados. El problema es cuando el hígado funciona mal… en este caso, el metabolismo hormonal se reduce y, en consecuencia, aumentan sus niveles en sangre. Esto es particularmente cierto para el estrógeno, ya que un hígado «perezoso» puede dar lugar a un escenario de dominancia de estrógeno en el cuerpo. Los síntomas de la dominancia de estrógenos pueden incluir, entre otros, aumento de peso (sobre todo en la zona de la cintura), ciclos irregulares, síndrome premenstrual, fibromas/endometriosis, fatiga e insomnio.

Síntomas de la desintoxicación hepática

Los azafranes y los dientes de león están saliendo de la tierra y los días se hacen más largos. Después de una temporada en la que hemos pasado la mayor parte del tiempo dentro de casa, nuestros cuerpos anhelan la luz del sol, el movimiento y los alimentos frescos. La primavera es el momento ideal para reiniciar el organismo optimizando la salud del hígado y la desintoxicación.

Una buena forma de mejorar el sistema de desintoxicación natural del cuerpo es reforzar la función del hígado. El hígado filtra la sangre procedente del tubo digestivo antes de enviarla al resto del organismo. Desintoxica las sustancias químicas y metaboliza las drogas. Entre otros procesos metabólicos, el hígado produce bilis, que descompone la grasa en ácidos grasos para producir energía.

El diente de león ayuda al sistema digestivo manteniendo un flujo adecuado de bilis. La raíz de diente de león también tiene un efecto diurético natural, que ayuda al organismo a eliminar más toxinas. El té de diente de león es un gran sustituto del café mientras limpia el hígado.

El cardo mariano contiene un flavonoide, la silimarina, que tiene propiedades antioxidantes y favorece una respuesta inflamatoria saludable. Se ha descubierto que la silimarina aumenta el glutatión (un antioxidante necesario para la desintoxicación) y también puede contribuir a la salud de las células hepáticas.

Alimentos buenos para el hígado

La primavera es una época de renovación, y en las culturas de todo el mundo, la limpieza y los nuevos comienzos son temas comunes durante esta fértil estación. La energía fresca de las plantas en flor y el alargamiento de los días son una invitación natural a volver a centrarnos en nuestra salud y bienestar. Las transiciones estacionales siempre son un buen recordatorio para realinear nuestras elecciones y hábitos alimentarios con los ritmos de la naturaleza, y el equinoccio de primavera es un momento excelente para centrarse en la desintoxicación del hígado.

El hígado es un órgano importante que procesa la mayoría de las toxinas a las que estamos expuestos cada día, como el BPA, los pesticidas, los contaminantes atmosféricos, los retardantes de llama y los ftalatos. Estas toxinas ambientales afectan a todo el organismo y pueden contribuir a una serie de problemas de salud, como las reacciones alérgicas. El hígado también es responsable de descomponer las hormonas esteroideas producidas naturalmente, como el estrógeno, la testosterona y el cortisol, junto con muchos de los medicamentos y hierbas medicinales que consumimos (una causa potencial de interacciones entre hierbas y medicamentos, si una sustancia interfiere con la capacidad del hígado para metabolizar la otra).

Autor:
Amalia Sanz
María es una apasionada de la vida saludable y los remedios naturales. Como fundadora y escritora del blog "La Botica Natural", comparte sus conocimientos y experiencias sobre hierbas medicinales, terapias alternativas y alimentación sana para ayudar a otros a mejorar su salud y bienestar.