Hierbas para inflamacion muscular

Hierbas tópicas para el dolor muscular

El dolor es una sensación que todo el mundo experimenta con frecuencia a lo largo de su vida. A veces, la sensación puede ser leve y sorda. Sin embargo, en otras ocasiones, el dolor puede ser bastante insoportable. Los dolores y molestias relacionados con la vida cotidiana existen desde siempre. Muchas personas tienden a sentir dolores y molestias debido a su estilo de vida. Curiosamente, incluso los atletas más en forma y los entusiastas del fitness se enfrentan a un problema importante: el dolor muscular.

Si no se trata, el dolor muscular puede afectar fácilmente al estilo de vida, las relaciones y el trabajo. Los científicos han fabricado muchos productos sintéticos que pueden ayudar a combatir este dolor. Sin embargo, conllevan muchos efectos secundarios. Sólo esto ha llevado a muchas personas a buscar alternativas naturales. Si quieres saber cuáles son estas alternativas, estás de suerte. A continuación te presentamos siete de los mejores remedios naturales para el dolor muscular.

Aunque todos los vegetales son esenciales para la salud, la cebolla es uno de los más beneficiosos para reducir el dolor. La cebolla cruda contiene muchas vitaminas y minerales que reducen el dolor en gran medida. En primer lugar, contiene muchos compuestos que reducen la inflamación asociada al dolor muscular. También posee muchos antioxidantes, que son adecuados para mantener el organismo en buen estado de salud general.

Hierbas para la recuperación muscular

Rochelle Collins, DO, está certificada en medicina familiar. Es profesora clínica adjunta de medicina de familia en la Universidad de Quinnipiac y trabaja en la práctica privada en Hartford, Connecticut.

La inflamación es la causa de muchas dolencias como la artritis, el dolor de espalda y la tendinitis. La inflamación a largo plazo es un factor de riesgo para enfermedades crónicas como el cáncer, las enfermedades cardiovasculares y la diabetes.

La inflamación es la respuesta natural del organismo a una infección, lesión o enfermedad. El sistema inmunitario envía sustancias químicas por el torrente sanguíneo a la zona donde se ha producido la lesión o la infección. Estas sustancias químicas crean una inflamación «buena» para proteger al organismo de invasores extraños, como bacterias y virus.

Sin embargo, a veces el cuerpo envía estas sustancias químicas cuando no hay ningún problema. Otras veces, el proceso inflamatorio dura más de lo necesario. Este tipo de inflamación «mala», llamada inflamación crónica, se asocia con dolor o problemas de salud a largo plazo.

Este artículo examina seis hierbas que suelen utilizarse para aliviar el dolor de forma natural. Explica la investigación científica relacionada con las afirmaciones específicas sobre la salud y las advertencias sobre cuándo se debe evitar el uso de tratamientos a base de hierbas.

Baño de hierbas para el dolor muscular

¿Sabías que el tratamiento del dolor puede ser tan fácil como abrir el armario de la cocina? En A.Vogel siempre abogamos por un enfoque natural de la salud y el bienestar, por lo que, en lugar de abastecernos de analgésicos, echamos un vistazo a las 5 hierbas principales que pueden ayudar a aliviar el dolor muscular y articular. ¿Y lo mejor? La mayoría de estas hierbas se encuentran fácilmente en el armario de la cocina.

La cúrcuma es un polvo de color amarillo originario de la India e Indonesia que se utiliza a menudo en la cocina para dar sabor al curry. Se cree que la cúrcuma ayuda a aliviar el dolor, la inflamación y la rigidez gracias a la curcumina, una sustancia química clave que se encuentra en esta hierba. Se cree que la curcumina tiene este efecto al bloquear las citoquinas y enzimas inflamatorias. Tradicionalmente, en la medicina china y ayurvédica, la cúrcuma se utilizaba para aliviar y tratar la artritis, así como agente depurativo y digestivo. Consulte nuestro blog para conocer otros 6 fantásticos usos de la cúrcuma.

Los estudios han encontrado resultados prometedores de las acciones de la cúrcuma en la inflamación, sin embargo, un estudio encontró que la cúrcuma era más eficaz en la prevención de la inflamación de las articulaciones en lugar de reducir el dolor en las articulaciones en sí.1 Una revisión encontró que 8-12 semanas de suplementación con cúrcuma fue suficiente para reducir los síntomas de la artritis.2

Relajante muscular natural

Según un artículo publicado en 2021 en Frontiers in Molecular Neuroscience, se calcula que uno de cada cinco adultos estadounidenses padece dolor crónico, y que las tasas son aún más elevadas entre las mujeres y las personas mayores. Muchas afecciones caracterizadas por dolor crónico -como la artritis reumatoide, el dolor neuropático diabético y la fibromialgia- se han relacionado con la inflamación crónica, y hacen que los pacientes que no toman medicamentos busquen las mejores hierbas para reducir la inflamación.

Aunque los cambios en el estilo de vida y ciertos medicamentos pueden ayudar a aliviar la inflamación de larga duración y el dolor que genera, los datos recogidos de 26.157 sujetos revelan que aproximadamente un tercio utiliza al menos un suplemento de hierbas. Las personas con enfermedades crónicas son las que más hierbas consumen, incluso cuando toman medicamentos más tradicionales. Si sus pacientes desean hacer lo mismo con sus dolores inflamatorios, aquí tiene algunas hierbas que pueden tener en cuenta.

También conocida como incienso, esta hierba procede del árbol Boswellia. En un metaanálisis de siete ensayos con 545 pacientes, los investigadores observaron que, en comparación con un control, el tratamiento con Boswellia durante al menos cuatro semanas ayudaba a aliviar el dolor y la rigidez relacionados con la artrosis, al tiempo que mejoraba la función articular.

Autor:
Amalia Sanz
María es una apasionada de la vida saludable y los remedios naturales. Como fundadora y escritora del blog "La Botica Natural", comparte sus conocimientos y experiencias sobre hierbas medicinales, terapias alternativas y alimentación sana para ayudar a otros a mejorar su salud y bienestar.