Hierbas para bajar inflamacion

¿Cuál es la hierba antiinflamatoria más potente?

La inflamación es la respuesta natural de nuestro organismo al estrés, las infecciones y las enfermedades, y nos ayuda a mejorar. Pero para quienes padecen afecciones como artritis o alergias, puede parecer una molestia. Si buscas soluciones antiinflamatorias, te contamos varias formas de reducir la inflamación de forma natural.

La inflamación es un síntoma de una amplia gama de afecciones y enfermedades. Las reacciones alérgicas, como la fiebre del heno, o las lesiones y quemaduras suelen desencadenar hinchazón o dolor relacionados con la inflamación a corto plazo. En cambio, en enfermedades como el cáncer, las cardiopatías o la diabetes, la inflamación es más duradera (crónica) y se produce en el interior del organismo sin síntomas evidentes. La inflamación crónica también puede producirse cuando las personas son obesas o sufren estrés.

Además de las enfermedades, nuestro estilo de vida y nuestra dieta también pueden contribuir a la inflamación. Los estudios demuestran1 que el consumo habitual de carbohidratos refinados, como el pan blanco o el azúcar blanco, el consumo excesivo de alcohol2 y el consumo de carne procesada3 también pueden tener un efecto inflamatorio en el organismo. Las pruebas4 también sugieren que los alimentos procesados que contienen grasas hidrogenadas (trans) pueden ser otro factor. El trabajo de oficina también puede favorecer la inflamación con el tiempo, y las investigaciones5 demuestran que podría estar relacionado con un estilo de vida inactivo que incluye pasar mucho tiempo sentado.

Hierbas refrescantes para la inflamación

En mi clínica de medicina funcional de telesalud, hay una cosa que veo más a menudo que cualquier otra cosa: la inflamación crónica. El desencadenante subyacente de casi todas las enfermedades modernas, este insidioso problema de salud puede pasar años sin ser detectado hasta que se manifiesta en una variedad de síntomas incómodos, incluyendo la disfunción intestinal.

Pero hay buenas noticias. Afortunadamente, existen muchos remedios naturales que han demostrado ayudar a calmar la inflamación crónica y mejorar la salud intestinal. De hecho, la naturaleza es nuestra mejor medicina con múltiples remedios herbales diferentes capaces de calmar drásticamente la inflamación.

La inflamación es un proceso corporal importante que, cuando se desencadena por factores como un estilo de vida poco saludable, el estrés y las exposiciones tóxicas, puede salirse de control. Cuando la inflamación se desboca, puede dañar el organismo creando demasiadas células y moléculas proinflamatorias, como el factor de necrosis tumoral (TNF), las interleucinas (IL), el factor nuclear kappa B (NF-kB), las prostaglandinas y los radicales libres. La producción excesiva de estas molestas sustancias proinflamatorias puede dañar el organismo y provocar problemas de salud relacionados con la inflamación, como las enfermedades autoinmunes.

¿Cuál es el antiinflamatorio natural más potente

¿Está preparado para ir más allá del salero y probar sabores de todo el mundo? Cocinar con especias y hierbas es una forma estupenda de dar sabor a la comida y ampliar su paladar. Además, muchas especias ofrecen beneficios para la salud, en concreto, propiedades antiinflamatorias. Por eso, muchos extractos contienen los compuestos bioactivos de las especias en dosis que han sido estandarizadas para asegurar una cantidad que ha sido clínicamente estudiada para mostrar beneficios.

Cocinar con estas mismas especias y hierbas que se utilizan como tinturas, tés y aceites puede contribuir a su ingesta general de estas plantas saludables. De hecho, ¡probablemente haya algunos de estos condimentos antiinflamatorios en su armario de especias ahora mismo!

Hay dos tipos principales de inflamación. La inflamación aguda (a corto plazo) y la inflamación crónica. La inflamación crónica de bajo nivel que continúa desarrollándose con la edad, denominada «inflamación», es perjudicial si no se controla a lo largo del tiempo y puede acelerar el envejecimiento del organismo. Algunos marcadores y mediadores de la inflamación utilizados en la investigación y el diagnóstico son:

Hierbas antiinflamatorias para el dolor

Nuestro sistema inmunitario se enfrenta diariamente a un millón de agentes causantes de infecciones. A veces, el sistema inmunitario los combate con valentía y otras veces flaquea debido a nuestras malas elecciones dietéticas y a la inmunidad suprimida. Esto puede solucionarse con la ayuda de hierbas antiinflamatorias.

Cuando nuestro sistema inmunitario está en disposición de combatir, tiende a enfrentarse a las infecciones de forma enérgica. Esto a veces puede provocar la aparición de inflamaciones. A veces, cuando las infecciones bacterianas son persistentes, la inflamación y el dolor no desaparecen por sí solos y es entonces cuando las hierbas antiinflamatorias entran en escena.

Una de las antiguas especias antiinflamatorias que ha demostrado su eficacia a lo largo del tiempo y que no necesita presentación es la cúrcuma. La cúrcuma está repleta de más de 300 compuestos activos, de los cuales la curcumina es el más fuerte, con el lote del compuesto antiinflamatorio de gran alcance.

Se sabe que la curcumina bloquea el gen de activación de la inflamación en el cuerpo, lo que puede provocar dolor o malestar. Además, se sabe que la cúrcuma contiene varios compuestos bioactivos que potencian sus propiedades medicinales. La curcumina y su capacidad para reducir la inflamación en el cuerpo y así ayudar con complicaciones de salud graves como enfermedades del corazón, cáncer, enfermedad de Alzheimer y otras condiciones degenerativas.

Autor:
Amalia Sanz
María es una apasionada de la vida saludable y los remedios naturales. Como fundadora y escritora del blog "La Botica Natural", comparte sus conocimientos y experiencias sobre hierbas medicinales, terapias alternativas y alimentación sana para ayudar a otros a mejorar su salud y bienestar.