Hierba para mejorar la circulacion

Hierbas para el riego sanguíneo cerebral

El sistema circulatorio está formado por muchos vasos sanguíneos que transportan la sangre hacia y desde el corazón. La sangre se aleja del corazón por las arterias y vuelve al corazón por las venas.

Existen dos circuitos en el sistema circulatorio: la circulación pulmonar y la circulación sistémica. La circulación sistémica transporta la sangre oxigenada del corazón a los tejidos y devuelve la sangre desoxigenada al corazón. La circulación pulmonar se centra únicamente en transportar la sangre del corazón a los pulmones y de vuelta al corazón.

La función principal del sistema circulatorio es transportar oxígeno por todo el cuerpo, suministrar nutrientes y hormonas a las células y eliminar los productos de desecho, como el dióxido de carbono, para que pueda ser exhalado a través de los pulmones.

Aumente su circulación y mejore el flujo sanguíneo de forma natural evitando los alimentos y hábitos de vida inflamatorios, aumentando los nutrientes clave, haciendo ejercicio a diario y añadiendo especias y hierbas calentadoras a su dieta. Prácticas como los baños de romero, el cepillado de la piel en seco y la acupuntura también pueden ser muy beneficiosas.

¿Cuáles son las mejores hierbas para la mala circulación?

Hierbas circulatorias como el romero, la hoja de ginkgo, la centella asiática y el rusco pueden ayudar a fortalecer las paredes de los vasos sanguíneos y los capilares, reducir la inflamación y la hinchazón y mejorar el flujo sanguíneo. Estas hierbas se toman mejor en dosis terapéuticas en forma de tintura líquida, comprimido o cápsula.

¿Qué vitamina o hierba es buena para la circulación?

Una de ellas, en concreto, la vitamina B3, puede ayudar a mejorar la circulación sanguínea. También llamada niacina, la B3 reduce la inflamación y el colesterol malo. Esta vitamina también es importante para aumentar la función de los vasos sanguíneos. Las verduras de hoja verde, como la col rizada y las espinacas, son buenas fuentes de nutrientes de vitamina B.

¿Cómo puedo mejorar mi circulación rápidamente?

Uno de los métodos más probados para mejorar la circulación es elevar las piernas. Estar sentado durante mucho tiempo hace que la sangre se acumule en las piernas en lugar de volver al corazón. Elevar las piernas puede ayudar a activar el flujo sanguíneo y obtener resultados inmediatos.

Hierbas para la circulación sanguínea de los pies

Unos vasos sanguíneos sanos favorecen una circulación cardiovascular y cerebrovascular adecuada. No sólo la fuerza y flexibilidad, o tono, de nuestros vasos, sino también el flujo de sangre sin restricciones que permiten, son claves para el correcto movimiento de la sangre vital por todo el cuerpo.

Arándano rojo – es una fruta que contiene flavonoides que pueden ser útiles para fortalecer los capilares (pequeños vasos sanguíneos no visibles a simple vista), pero no importa lo diminutos que sean, el funcionamiento adecuado de nuestros capilares es fundamental para nuestra buena salud.

Estos vasos microscópicos tienen paredes muy finas y permeables (paredes con agujeros) y llegan muy cerca de las células del organismo para liberarles oxígeno y otros nutrientes. De las células vuelven a los capilares los desechos celulares, que son transportados por la parte venosa de nuestro sistema circulatorio. El flujo sanguíneo de vuelta al corazón no se rige por la acción de bombeo del corazón, sino por la contracción muscular. Las válvulas unidireccionales impiden que la gravedad y la lentitud muscular provoquen el reflujo de la sangre.

Ajo

El sistema circulatorio está formado por muchos vasos sanguíneos que transportan la sangre hacia y desde el corazón. La sangre se aleja del corazón por las arterias y vuelve al corazón por las venas.

Existen dos circuitos en el sistema circulatorio: la circulación pulmonar y la circulación sistémica. La circulación sistémica transporta la sangre oxigenada del corazón a los tejidos y devuelve la sangre desoxigenada al corazón. La circulación pulmonar se centra únicamente en transportar la sangre del corazón a los pulmones y de vuelta al corazón.

La función principal del sistema circulatorio es transportar oxígeno por todo el cuerpo, suministrar nutrientes y hormonas a las células y eliminar los productos de desecho, como el dióxido de carbono, para que pueda ser exhalado a través de los pulmones.

Aumente su circulación y mejore el flujo sanguíneo de forma natural evitando los alimentos y hábitos de vida inflamatorios, aumentando los nutrientes clave, haciendo ejercicio a diario y añadiendo especias y hierbas calentadoras a su dieta. Prácticas como los baños de romero, el cepillado de la piel en seco y la acupuntura también pueden ser muy beneficiosas.

Pimienta de Cayena

Una circulación adecuada es fundamental para mantener una salud óptima. Asegura que la sangre y el oxígeno fluyan continuamente por todo el cuerpo, permitiendo que todos los órganos funcionen correctamente. Ayuda a cicatrizar las heridas más rápidamente, mantiene el cerebro ágil, el corazón sano e incluso el cutis se ruboriza de forma natural.

«La circulación también puede afectar al sistema inmunitario, ya que determinadas células sanguíneas, transportadas por el torrente sanguíneo, ayudan a combatir las infecciones», afirma el Dr. Marjan Moghaddam, médico de medicina familiar de Henry Ford Health.

«La arteriopatía periférica (cuando el estrechamiento de las arterias reduce el flujo sanguíneo), la obesidad, la anemia, los coágulos de sangre no tratados, la diabetes no controlada y la hipertensión arterial pueden afectar a la circulación», dice el Dr. Moghaddam. «Fumar también puede provocar mala circulación».

Autor:
Amalia Sanz
María es una apasionada de la vida saludable y los remedios naturales. Como fundadora y escritora del blog "La Botica Natural", comparte sus conocimientos y experiencias sobre hierbas medicinales, terapias alternativas y alimentación sana para ayudar a otros a mejorar su salud y bienestar.